La Gran Aventura de los Pirineos

Empezaba una de las ediciones más épicas y celebradas por los participantes hasta la fecha del “6to6 Transpir Tour”, un evento que es el resultado de seis años evolucionando y mejorando la 6to6 Ruta Norte.


Conducción, gastronomía y hoteles que junto con un increíble grupo humano han sido el combinado perfecto para obtener esta gran experiencia .





Tras el inicio de año con las Ruta New Year y el 4 Matic Tour vendrían las rutas de Valencia y Calçotada. Un gran inicio de año que anunciaba las ganas por disfrutar y vivir experiencias de conducción entre amigos. Un deseo de revivir esos grandes momentos que tanto aportan las experiencias de 6to6 motor y que gracias a la actitud de nuestros Sixters son únicas.


El 6to6 Transpir Tour es el primer gran Tour antes del Europe Tour que tendrá lugar en Junio de este año. Una prueba de fuego en la que esperábamos ofrecer una experiencia mucho más allá del motor, basada en ese espíritu Sixter tan vital y lleno de juventud que nos permite apretar los programas para llevarlos a un punto cañero que tanto engancha.


Tenemos que agradecer a nuestros Sponsors y colaboradores el apoyo que nos han ofrecido y que ha permitido vivir momentos muy especiales a lo largo de estos días.


La firma Hispano Suiza, así como todo el Grupo Peralada, han sido unos anfitriones de excepción abriéndonos su casa y explicando los orígenes de esta marca tan ligada a la historia de la automoción. Desde el “Castell de Peralada” pudimos dar el pistoletazo de salida a este Tour y conocer de primera mano todos los detalles de su nuevo modelo Carmen Boulogne, un súper deportivo eléctrico cargado de innovación y soluciones tecnológicas que le aportan una cifra de potencia y dinámica excepcional, tal y como pudimos ver el jueves por la mañana compartiendo los primeros kilómetros del Tour con esta maravilla pilotada por Luis Pérez Sala.





Agradecemos a Mercedes-AMG su apoyo, dotando al Staff Team de los vehículos necesarios para llevar el ritmo del grupo de la forma más ágil y segura posible, así como a Michelin, que calzaría a estos vehículos con la mejor selección de neumáticos en unos tramos fríos que combinaban el seco con el mojado y a veces nevado asfalto. Los Michelin Alpin 5 y los CrossClimate fueron la combinación ideal, manteniendo en todo momento una tracción y agarre perfecto. Trasladando al asfalto todo el poderío de nuestros AMG.


También nuestro agradecimiento a Auto Taller Dani, desplazando a su equipo para dar la cobertura necesaria a nuestro grupo de deportivos en unos exigentes tramos y jornadas de montaña.


Gracias también al resto de esponsors que tanto valor aportan a nuestros Sixters y que han tenido una gran presencia a lo largo de esta aventura: IWC Schaffehausen, Apex, Singular Properties y Aquaidam.A todos ellos transmitirles nuestro agradecimiento por hacer de la experiencia de los participantes algo inolvidable.


Todo empezaba el miércoles día 30 en el Hotel Peralada. La organización tenía todo a punto y a primera hora llegaban los primeros camiones con los vehículos de algunos participantes. Poco a poco se fue llenando el parking con los más de 30 deportivos asistentes. Un grupo representado por las mejores marcas de deportivos, entre las cuales destacaban los 8 AMG junto con varias unidades de Ferrari, Porsche, BMW y McLaren. Destacamos los AMG GT R, los Ferrari 458 Especiale y 812 GTS así como los novísimos 992 GT3 de Porsche. Todos ellos formaban una caravana de ensueño llevándose multitud de fotos allá donde pasábamos.





Una vez montado el parking los asistentes harían el check-inn para disfrutar acto seguido de las habitaciones y spa del Hotel hasta bien entrada la tarde, momento en el cual comenzaría una visita al Castell de Peralada. Esta visita que recorrería sus diferentes estancias, museo y nos explicaría de primera mano la historia de la familia sería la antesala a la presentación del nuevo modelo Hispano Suiza Carmen Boulogne a cargo del CEO de la compañía Sergio Martínez Campos.


Tras conocer la historia de la marca, pudimos disfrutar de un cena en el Restaurante estrella Michelin de Castell de Peralada. Toda una gran experiencia en un restaurante donde la variedad de sus quesos le ha dado muchos puntos para conseguir el preciado galardón.





Una vez concluida la cena muchos Sixters decidieron alargar un poquito y terminar en el Casino de Peralada.


El jueves empezábamos temprano y con muchas ganas. Tras el desayuno ofrecido por el Hotel Peralada un breve briefing nos pondría ya en situación y nos informaría de todo el detalle de la ruta que nos llevaría hasta Andorra.


La sombra de la lluvia y la nieve nos acechaba, algo que teniendo en cuenta las potencias y dimensiones de neumáticos de nuestros deportivos nos obligaría a recomendar extremar las precauciones a lo largo de todo el Tour.


La ruta del Jueves discurriría por los puertos de montaña del Ripollés. Atravesando pueblos como Camprodón y dejando imágenes realmente bellas en nuestra memoria de sus carreteras y curvas. Este primer tramo hasta Ripoll, lugar donde haríamos el primer avituallamiento, daría mucho juego a los Sixters, ya que contra todo pronóstico tuvimos la suerte de pillar el asfalto seco y en perfectas condiciones. El rugir de los motores y la larga fila de deportivos nos hacían subir las pulsaciones rápidamente. El Transpir Tour ya había comenzado y con una gran dosis de conducción de alta montaña.


Tras esta primeras curvas, un tramo mítico nos llevaría hasta Llívia. La Collada de Tosses con un sol radiante y limpia de tráfico sería un escenario perfecto para continuar con esta sinfonía de motores hasta el Restaurante La Formatgeria de Llivia, donde pudimos degustar un magnífico menú y así reponer fuerzas para proseguir nuestro camino.





Nuestro destino era el Hotel Hermitage de Andorra, un excelente hotel situado en Soldeu en el que ya hemos podido disfrutar en anteriores eventos de sus magnificas instalaciones, en especial sus habitaciones y spa. Debido a la elevada cota en la que se encuentra el hotel y la previsión de nieve durante la noche, desde la organización optamos por aparcar los coches en La Seu D’Urgell y llegar al Hotel con un transfer. De esta forma aseguramos que al día siguiente no habría impedimento para seguir con nuestra ruta a través de los Pirineos.


Tan pronto los Sixters realizaron el check inn, se dirigieron a disfrutar del Spa y poder descansar hasta la cena. El Restaurante La LLar de L’Artesà, como en otras ocasiones, sería el lugar perfecto para la cena y concluir la primera gran jornada de conducción del Tour.





El viernes amaneció nevando en Andorra y afortunadamente con los coches a salvo en La Seu no tuvimos problema para continuar nuestro camino a Ainsa. Con alguna modificación en la ruta, eliminando el paso por el Port de la Bonaigua, pudimos recorrer tramos increíbles como el Port del Cantó, que nos llevaría hasta Sort. Una gran cantidad de curvas enlazadas en un puerto de montaña con una altura más que considerable y que acababa con el pueblo de Sort a sus pies, sería el desayuno de los Sixters para esta segunda jornada de conducción. Tras una parada para reponer fuerzas, continuamos nuestra marcha hasta Castejón de Sos, donde comeríamos en el Restaurante Casa Arcas de la guía Michelin. Tras un rato entrañable de sobremesa arrancamos motores rumbo a Ainsa. El Hotel Monasterio de Boltaña nos esperaba para poder descansar después de otra jornada intensa al volante.


Al llegar pronto al hotel muchos fueron los Sixters que aprovecharon para hacer deporte, disfrutar del Spa o simplemente descansar hasta la cena, que sería en el hotel.





La jornada del sábado iba a ser la más épica. El destino decidía que todo el temporal que habíamos ido sorteando quisiera por fin pararnos los pies en el Portalet, obligando a la organización a trabajar vías de ruta alternativa para que la caravana Sixter pudiera disfrutar de otra jornada segura y épica de conducción en puertos en los que la nieve y las temperaturas bajo cero hacían acto de presencia. Una parada en Pamplona después de los tramos de Biescas nos dejaba pista libre hasta Biarritz, localidad que tras cruzarla y recorrerla con nuestros deportivos dejaría una bonita foto con los participantes en su faro.


El Restaurante “Atelier d’Alexandre Bousquet” , estrella Michelin, sería el lugar escogido para la comida final. Tras el mal tiempo reinante durante la mañana en los primeros puertos de montaña y atravesando Pamplona, el sol radiante que hacía en Biarritz nos regaló una estupenda velada en la terraza de este restaurante, en la cual se sirvió un aperitivo antes del exquisito menú servido en interior.





Acabada la comida quedaba el tramo final. San Sebastián nos esperaba y el Hotel Maria Cristina sería el lugar en el nos alojaríamos. Los coches quedarían ya reposando en el parking después de haber vivido unos días épicos.


Tras una tarde de descanso, el restaurante Mirador de Ulía, estrella Michelin, pondría el broche final con una excelente cena a cargo de su Chef Rubén Trincado.


Con este día a día se resume un Tour en el que ha destacado la conducción, y el buen ambiente generado por los momentos de cenas, de tarde de hotel y alguna que otra copa para cerrar el día.


Para nosotros ha sido un Tour que define perfectamente la esencia de 6to6 Motor. Un Tour en el que se pone de relieve el gran valor del grupo humano y de la conducción en grupo a través de puertos de montaña tal cual ocurre en esas jornadas tan míticas del Europe Tour.





Damos las gracias por no lamentar ningún percance y agradecer a todos los Sixters su fantástica actitud al volante, manteniendo la precaución y atención en los tramos más complejos de este Tour tan aventurero.


Este Transpir Tour sentará las bases del próximo “Iberian Tour Picos de Europa”, en Julio, que vendrá cargado de una buena selección de puertos y carreteras en las que disfrutar al volante sin olvidar los buenos hoteles y restaurantes en un programa que nos llevará desde Madrid hasta Oviedo.


Nos vemos pronto, en Madrid el próximo 23 de Abril, en una ruta que mira ya a Europe Tour.




159 visualizaciones