BMW M5 y Akrapovic, el combo del Europe Tour

Cuando te hablan de berlinas, lo primero que te pasa por la cabeza es un coche grande, tosco y aburrido, pero en este Europe Tour tuvimos un gran protagonista, el nuevo BMW M5 F80. Una monstruosa berlina de 600cv que surcó desde Barcelona hasta Turquía, rompiendo todos los cuellos de los habitantes de las ciudades por las que íbamos pasando. Este brutal M5 no solo llamaba la atención por su original vinilo de Safety Car si no por su sonido tan espectacular.

Un Sixter no solo busca la potencia, busca un conjunto de sensaciones y una de las más importantes es buen sonido. Inmediatamente relacionamos un deportivo a un gran sonido, subirlo de vueltas, soltar el acelerador para que el motor retenga para que petardee, bajar la ventanilla en un túnel y darle gas son las cosas que más hacemos cuando conducimos un deportivo.

Por este motivo nuestro Sixter decidió cambiar el escape a su M5 y ¿Qué mejor excusa hay que un Europe Tour para sacarle todo el partido a la bestia alemana? Aprovechando la entrada en el `quirófano´ se le puso rotulación Safety Car, Kit aero, componentes AC Snitzer , suspensiones, centralita …. y sobretodo un completo Kit de escape de Titanio y una calidad de acabados impecable que sólo podría ofrecernos la marca eslovena Akrapovic.



Al cambiar el escape de fábrica y ponerle el nuevo Akrapovic no solo te cambiará solo el sonido, si no que también estas reduciendo el peso total del coche en 9 kg, parece poco peso pero cuando hablamos de un coche de casi 2000 kg toda reducción de peso es bien recibida.

Por otro lado, a nivel de potencia no ofrece unos grandes cambios significativos. Nos aporta 11 CV más de potencia, y añade 23 Nm. La fusión de la marca Eslovena y el nuevo M5 da un total de 611 cv con 773 nm, unas cifras atronadoras para una berlina que en más de un momento no tenía rival por las carreteras griegas. Un coche de tracción total, con un 0-100 en 3,4s y un sonido angelical que hizo que nuestro Sixter disfrutara cómodamente del Europe Tour más bestia de todos.


Nada más ver el escape, te das cuenta de los excelentes materiales que han usado para crear este escape gran al laboratorio de I+D que les ha permitido colocarse como una de las marcas más conocidas en el mundo del motor. Al cambiar el escape de fábrica y ponerle el nuevo Akrapovic no solo te cambiará solo el sonido, si no que también estas reduciendo el peso total del coche en 9 kg, parece poco peso pero cuando hablamos de un coche de casi 2000 kg toda reducción de peso es bien recibida.


Hace unos años tuvimos la oportunidad todos los Sixter de visitar sus instalaciones y ver como fabricaban los escapes. Te das cuenta de todo el trabajo que hay detrás y la presión que se autoexige la marca para llegar a los niveles de calidad que nos acostumbra AKRAPOVIC.

Gracias a AKRA cada vez que nuestro Sixter le da al botón de encendido de su M5 se le dibuja una gran sonrisa en la cara. No hay mejor ocasión que probar los escapes que en un Europe Tour devorando las carreteras Griegas,Búlgaras y Turcas con la comodidad de una berlina cómoda y con un sonido que haría girarse hasta a los dioses en el Olimpo

12 vistas