Emporda: Un gran clásico para abrir la Temporada

Las recién inauguradas instalaciones de Mercedes-Benz Cars Barcelona en Sant Cugat abrían sus puertas para recibir con ganas e ilusión al gran grupo de Sixters que deseaban iniciar la nueva temporada de la mejor forma posible, entre amigos y dando un poquito de gas.


Desde aquí agradecemos a todo el equipo de Cars Barcelona (Quadis) por el buen trato, predisposición y ayuda para albergar a uno de los grupos más grandes que se han dado en los diferentes eventos que hemos realizado últimamente.



71 superdeportivos y 118 Sixters se reunían en un recinto que resume la nueva filosofía de la marca de la estrella en cuanto a espacio showroom de venta y atención al cliente.


La jornada prometía mucho. Desde hacía semanas las plazas se habían agotado y la expectación, mensajes y comentarios indicaban que había muchas ganas de arrancar motores y vivir unos de esos grandes clásicos que nunca fallan.



Con un tiempo estupendo, el sábado se encaraba con ganas, recibiendo a los Sixters con todo nuestro equipo e indicando las maniobras y lugares donde colocar cada deportivo, quedando una estampa increíble en los exteriores de Cars Barcelona.


Todo estaba preparado para garantizar una llegada ágil y una fluidez a la hora de aparcar, algo que conseguimos gracias a la buena actitud y predisposición de los Sixters.



También nos gustaría agradecer a todos los aficionados que no quisieron perderse esta salida, algo que recordamos con cariño y esperamos seguir viéndolos en los próximos eventos del calendario.


La llegada de los Sixters fue rápida, nadie quería llegar tarde. Aún incluso viniendo de lejos (Murcia, Galicia), todos fueron puntuales. Con los coches ya bien aparcados y los respectivos abrazos y pequeñas charlas, los Sixters se disponían a acreditarse y pasar a desayunar dentro de las instalaciones de Cars Barcelona.


Tras un buen rato de ambiente animado, y acompañados por todo el equipo de Cars Barcelona tuvo lugar el Briefing del evento, momento en el cual además se pudieron conocer detalles de la marca en cuanto a los nuevos deportivos eléctricos que este año están ya recorriendo el asfalto y que además nos iban a acompañar a lo largo de la jornada, midiéndose mano a mano con los deportivos convencionales. El Mercedes-AMG EQ E53 se defendió estupendamente entre el gran grupo de deportivos, mostrando de forma clara la evolución que ha vivido todo el mundo eléctrico en el segmento de los deportivos.



También se presentó el próximo track day de la marca en la que entre otros coches los sixters tendrán la oportunidad de pilotar el increíble AMG GT Black Series en el Circuit de Catalunya y acompañados por instructores de altísimo nivel en el mundo de la competición.


Como siempre el briefing tuvo una parte de agradecimiento a nuestros Sponsors y colaboradores: Mercedes- AMG, IWC Shaffhausen, Michelin, Apex, Singular Properties, Auto Taller Dani y Aquaidam, todos ellos de gran valor para nosotros y a los que que les estamos agradecidos por su apoyo.


Tras estos agradecimientos tocaba la explicación del programa con todas las indicaciones de los puntos de agrupamiento, el link con la ruta y por supuesto las normas y recomendaciones de seguridad, cada día más importantes y más siendo un grupo tan grande.



Acto seguido y ya con muchas ganas, tocaba arrancar motores. Los Sixters se dirigieron rápido a sus monturas y uno a uno fueron saliendo de las instalaciones en una interminable fila de deportivos de ensueño ante la fascinada mirada de todos los aficionados que pedían, como no, hacer rugir esos motores.


Una vez ya en ruta y con un primer tramo de conexión algo lento por un accidente en la autopista nos concentrábamos en el primer punto de agrupamiento. El Mercedes-AMG 45s Sedán marcaba el ritmo y tras él un gran grupo se alineaba en una estampa que pudo ser captada por nuestro equipo media compuesto por David Acedo y Pol.



Este primer tramo comprendía la zona del Montseny, desde Arbucies hasta la C-25 A.K.A “l’Eix”, y comprendía una subida con varias curvas enlazadas en un entorno de gran belleza. Luego ya en la C-25 el grupo pudo estirarse y algunos V12 nos deleitaron con sus estiradas y golpecitos de gas en túneles … sin duda de los mejores recuerdos del día.


Una vez recorrido estos kilómetros de autovía, y ya en la provincia de Girona, la ruta nos dirigía a L’empordà en la que otro gran puerto nos iba a esperar pasado el avituallamiento de Cassà de la Selva de sobras conocido por todos los Sixters.



El Restaurante Can Xiquet, en Campllong, fue el lugar escogido para detener nuestros deportivos sobre su alfombra de césped y regalarnos otro gran momento en familia comentando los primeros kilómetros de este día tan especial. El tiempo era estupendo y potenciaba la belleza de los deportivos aparcados en el jardín de esta masía tradicional catalana que con tanto cariño viene acogiendo esta Ruta Empordà desde hace años.



El tiempo pasaba y tocaba ponerse de nuevo al volante para iniciar “Les Gavarres “ y con ello poder saborear otra buena sinfonía de curvas y paisajes adentrándonos en los pueblos y paisajes tan característicos de L’Empordà. La imagen de los coches recorriendo estas carreteras y cruzando estos pueblos era inolvidable, congelando cada instante nuestro equipo media desde el Mercedes-AMB GLC43.



Acabado el puerto, y a las puertas de La Bisbal d’ Empordà tomaríamos la carretera hacia Calonge. Un último puerto en el que disfrutar antes de llegar a S’agaró para parar los motores en el Hostal de la Gavina de S’agaró, grandes amigos y compañeros en otras muchas aventuras y programas, como el Transpir Tour.



Con los coches aparcados y con una imagen idílica de la bahía de fondo, nos desplazábamos al Restaurante la Taverna del Port, en exclusiva para todo el grupo de Sixters.


La comida discurrió en un ambiente brutal, entre amigos y comentando todo lo vivido y todo lo que nos gustaría vivir más pronto que tarde. El ambiente, el lugar y el tiempo fueron clave para crear uno de esos momentos que nos gustan tanto a los Sixters y que nada tienen que ver con el motor o el asfalto. Un momento en el que simplemente se está bien y se disfruta de la buena compañía, pura felicidad.



La verdad es que el día pasó fugaz, fue intenso y lo más importante, sirvió para juntarnos y disfrutar de este gran grupo de amigos que simplemente quieren reir y compartir buenos momentos.


Objetivo felicidad, sin más. El lujo de los recuerdos inolvidables que crece en valor a medida que pasa el tiempo.


La Ruta Empordà ha sumado más activos imborrables a nuestros discos duros y nos ha despertado aún más ganas de volver a sentir y vivir lo mismo en próximas citas.


Os esperamos en Madrid, en el Meeting y en todos los eventos que allí presentaremos.

Tenemos por delante una gran temporada, y cuando acabe… más temporadas para seguir disfrutando.


Un fuerte abrazo y muchísimas gracias por llenarnos de ilusión y energía.





148 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo