NoticiasSin categorizar

El Mercedes-AMG GT R que nos asombró en 6to6 Meeting

By 4 octubre, 2017 No Comments

>Miguel Toril, piloto de la Blancpain Endurance, presentó a los Sixters el nuevo Mercedes-AMG GT R durante el pasado 6to6 Meeting 2017.

>Su motor de 585 CV acelera de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y alcanza los 318 km/h de velocidad máxima.

El icónico trazado de Nürburgring hace las delicias de los apasionados del motor. Los más pequeños sueñan con saltar de los videojuegos a la vida real y los adultos con encontrar el momento oportuno para recorrer al volante de su deportivo esas míticas curvas. Los fabricantes han echado leña al fuego batiendo semana a semana algún récord de velocidad pero hay un modelo que ha ido a más: el Mercedes-AMG GT R se ha desarrollado parcialmente en el Infierno Verde. Los Sixters pudieron conocerlo de cerca durante el pasado 6to6 Meeting celebrado en Madrid, donde Miguel Toril fue el encargado de presentar esta bestia que tal y como comentó: “es el último escalón antes de la competición”.

Mercedes AMG GT TEl AMG-GT R ha sido desarrollado a partir del Mercedes-AMG GT, es más, comparte el mismo motor V8 que calza la variante GT S con una dosis de potencia que le hace alcanzar los 585 CV frente a los 510 del S. Sin duda, el bloque escondido tras su alargado y pronunciado frontal es lo que más atrae por las astronómicas prestaciones que firma pero antes repasemos su caparazón. La evolución estética de esta familia deportiva es palpable pero ha conseguido mejorar manteniendo su ADN intacto, mediante pequeñas referencias a un pasado intachable con mitos como el 300 SL de capó infinito, parrilla a centímetros del suelo y formas redondeadas. Su belleza es indiscutible, también en el interior. Los asientos de piel nappa y microfibra llegan de serie pero para los más ‘gamberros’ se reservan unos tipo baquet que ofrecen una sujeción superior.

Lo más importante de su diseño, además de su capacidad para enamorar, es que todos y cada uno de esos detalles estéticos tienen objetivo: radicalizar y mejorar su experiencia de conducción deportiva. En busca de la perfección aerodinámica sufre algunas modificaciones respecto al modelo básico GT que ensanchan el coche 4,6 centímetros delante y 5,7 centímetros detrás, pero eso es sólo el principio. Su parrilla tiene vida y de forma automática cierra o abre sus láminas verticales en función de la temperatura del motor. El labio inferior y alerón también son móviles y juegan con el flujo de aire para pegar el coche en el suelo, efectos conocidos como Downforce y Venturi, y mejorar su estabilidad a velocidad punta. Las enormes entradas de aire en el paragolpes cuentan con un añadido en los laterales que mejoran la refrigeración de los discos delanteros. Como decíamos, está todo muy calculado.

Mercedes AMG GT R Miguel Toril

Tal y como comentamos anteriormente el motor del Mercedes-AMG GT R es idéntico a su hermano GT S, un V8 de 3.982 cm³ con ligeras modificaciones que incrementan su potencia. Los nuevos turbocompresores firman una presión de sobrealimentación mayor y su relación de compresión se ha visto modificada para, también, optimizar al máximo su combustión. Eso dota al GT R de 123 CV más que el modelo de origen GT de 462 CV. Para soportar estas variaciones los ingenieros han trabajado en un nuevo sistema de refrigeración. Con todo ello se consigue que ese “deportivo de circuito” salte a la calle con las siguientes prestaciones: acelera de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y alcanza los 318 km/h de velocidad máxima. También recibe la caja de cambios de la familia GT denominada AMG Speedshift DCT-7 pero con un desarrollo más largo para la primera y séptima marcha. El peso es un detalle crucial para estos deportivos y los 1630 kilos del GT R se han conseguido mediante el uso de materiales ligeros como la fibra de carbono de las puertas, techo y piezas estructurales de la carrocería así como en el eje de transmisión. Tal y comenta el propio Toril “La experiencia de la firma con el AMG GT 3 en competición ha servido para mejorar elementos cruciales como el freno y el control de tracción. Es por eso que siendo un coche de calle se acerca mucho a las sensaciones a una unidad de competición”.

Mercedes AMG GT R Michelin

El GT R calza unos Michelin Pilot Sport Cup 2. de 275/35 delante y 325/30 atrás.

 

Pese a su estética radical y unas prestaciones alejadas del día a día este AMG GT R tiene detalles que demuestran cierto aburguesamiento, estamos ante un modelo con el que circular sin que nos castañeen los dientes. La suspensión está regulada electrónicamente para que, en función de las necesidades del conductor, se pueda ir más relajado (Comfort), con algo más de alegría (Sport) o directamente a tope en un circuito con el Sport Plus. Ese será el instante adecuado para seleccionar en la consola el grado de intervención del control de tracción o la respuesta del diferencial autoblocante en función de nuestra valentía. Las opciones de más (ayudas) a menos son; On, Sport, Handling Mode y Off. Pese a todas estas comodidades el GT R es un “vehículo desarrollado por pilotos y para los pilotos del día a día” comentó Toril.

Como sucede en todos los aspectos de nuestra vida, la evolución nos hace más exquisitos y menos peleones. O eso opinan desde la central de AMG en Affalterbach (Alemania) que incorporan en su Mercedes-AMG GT R un sistema en las ruedas posteriores que las gira ligeramente (1,5 grados máximo) durante una curva de más de 100 km/h para que la trazada sea perfecta y sin sustos. Este sistema lo monta el Porsche 911 y en modelos de acceso lo encontramos en el Renault Talisman.

Esta joya de la ingeniería alemana ha ido mejorando versión a versión hasta encontrar el equilibrio prestacional adquirido en el AMG GT R. El color AMG Green Hell Magno, tono del modelo presentado por Miguel Toril a los Sixters, es una clara referencia a su desarrollo en el Nürburgring Nordschleife y “es tal su nivel prestacional que se utiliza como modelo base para la categoría GT 4, el primer escalón a la competición. Es el vehículo de calle más cercano a un modelo de carreras que he conducido en mi vida” sentenció.

Fotos de David Acedo