> Inspirados en el 570S GT4, emulan a su homónimo de las carreras de resistencia pero están homologados para circular por carretera.

>Creados como proyecto a medida por el departamento McLaren Special Operations, cuentan con interiores personalizados e inspiración racing.

El departamento McLaren Special Operations (MSO), encargado de las personalizaciones y las unidades especiales de la firma de superdeportivos, ha hecho entrega esta semana en un evento especial para clientes de McLaren cerca de Las Vegas, de 10 unidades muy especiales.

Bautizados como McLaren MSO X, se trata de 10 modelos únicos basados en el 570S, es decir, aptos para circular legalmente por carretera pero inspirados en la versión de competición (GT4). El proyecto, encargado por el minorista estadounidense McLaren Newport Beach (el concesionario más importante de Norteamérica de la exclusiva marca británica) ha comportado la entrega de los vehículos en tan sólo 8 meses desde la petición con las especificaciones concretas deseadas.

“Confeccionados” especialmente, su estética está inspirada en modelos míticos de resistencia de la firma de Woking, como el McLaren F1 GTR de mediados de la década de 1990, y han sido diseñados para reflejar la apariencia externa del McLaren 570S GT4. Así, cuentan con elementos de carga aerodinámica como los empleados en competición. El componente más destacable es el alerón posterior que proporciona unos 100 kg de carga aerodinámica adicional.

También cuentan con detalles específicos de carreras, componentes aligerados y soluciones directamente derivadas de la competición. Algunos ejemplos son la toma de aire de carbono de tipo cuello de ganso sobre el techo, totalmente funcional, que mejora el flujo de aire de inducción y que está inspirada en el F1 GTR Longtail de 1997; un extractor MSO Titanium Super Sports; neumáticos Pirelli P ZERO CORSA, y un capó estilo GT4 570S con tomas de aire especiales para completar el paquete aerodinámico MSO.

El uso extensivo de fibra de carbono con acabado satinado en toda la carrocería, incluido techo, capó, faldones laterales y cubierta del motor, así como un paragolpes trasero único con ‘recortes’, que ayuda a reducir el peso completan la apariencia de carreras de estas 10 joyas para uso en carretera.

El interior de cada uno de los 10 MSO X presenta un diseño minimalista y es visiblemente diferente a cualquier otro automóvil de serie de McLaren.  El chasis Monocell 2 de fibra de carbono está deliberadamente expuesto, complementado por paneles también de este material a la vista y asientos bacquet con carcasa de carbono y arneses de 6 puntos para la conducción en circuito, además de cinturones de tres puntos convencionales.

El McLaren MSO X #08 luce decoración blanca y detalles en azul evocando al F1 GTR con chasis #26R que quedó tercero en las 24 Horas de Le Mans de 1997. Por su parte, el McLaren MSO X #10 con decoración gris y detalles negros homenajea al F1 GTR con chasis #01R que ganó Las 24 Horas de Le Mans de 1995.