La historia se citó con Mercedes este fin de semana al certificar su quinto campeonato de constructores consecutivo en el GP de Brasil.

Lo hizo a falta de un Gran Premio y después de que su piloto Lewis Hamilton ya se hiciera con el campeonato de pilotos. Pero no se trata de un campeonato de constructores más, sino del que constata que Mercedes es el mejor equipo de la historia de este deporte, incluso por encima de la Scuderia Ferrari de Michael Schumacher con esos impresionantes cinco títulos entre el 2000 y el 2004.

¿Pero qué determina cuál de las dos escuderías de Fórmula 1 es mejor? El porcentaje de victorias. Y es que, aunque la Scuderia italiana se alzó también con cinco títulos consecutivos de pilotos y constructores, lo hizo con un 67% de victorias, un 6% menos que Mercedes. El equipo alemán, en las 99 carreras disputadas desde 2014 hasta hoy, ha conseguido un 73% de triunfos en Grandes Premios.

Mercedes consigue 16 victorias en 2014, otras 16 en 2015, 3 más (19) en 2016, 12 en 2017 y lleva 10 a falta de un GP en 2018. El año que más Poles logra es 2016 con 20, como también es el año que más podios obtiene.

El momento más álgido es en 2016 con el W07 y sus 19 victorias. Ese mismo año se produce un hecho que afecta a la comparación Hamilton-Schumacher. Nico Rosberg es el piloto, de Mercedes, que se lleva el campeonato del mundo de pilotos de hace dos temporadas. Eso implica que el inglés Hamilton no consigue, como sí hizo Schumi, cinco títulos consecutivos.