> En el pasado 6to6 Europe Tour los Sixters disfrutaron del show ofrecido por dos Pagani Zonda LM por el trazado de Imola.

> El 6to6 Europe Tour compagina instantes de conducción irrepetibles pero también actividades únicas que volverán a ser las protagonistas de una nueva edición 2018.

Portofino, Venecia, Los Alpes o la Ruta Estiria son algunos de los destinos del próximo Europe Tour 2018. Un programa épico donde el compañerismo, las carreteras de infarto y la afición por el motor serán protagonistas principales junto al seguido de actividades de alto voltaje que caracteriza a la ruta de las grandes rutas. Con la intención de abrir boca ante una nueva edición lista para ser gozada por los Sixters, recordamos uno de los momentos más especiales y el más exclusivo de nuestros días juntos el pasado 2017.

El Europe Tour traspasa fronteras y con la participación de gente venida de Latinoamérica llegó el colofón un soleado martes de track day. Nadie sabía nada a ciencia cierta, todo eran habladurías y sospechas pero quedaba clara una cosa, en el circuito no todo sería pisar a fondo y disfrutar de nuestro superdeportivo, había algo más. Con la emoción a flor de piel y las ansias por descubrir el pastel nos plantamos en el Autódromo de Imola para saborear la belleza mecánica de los que nos esperaba… no sólo un Pagani One-off Zona LM sino dos y uno de ellos Roadster. Las sonrisas de los Sixters lo decían todo, estábamos ante un instante digno de ser recogido en cada uno de sus móviles para luego ser mostrado con orgullo. “Sí, yo tuve a dos Pagani Zonda LM, juntos (con énfasis) frente a mí y no, no morí de un ataque al corazón… ¡por poco!” podría sonar la anécdota.

El caso es que gracias a la aportación de dos Sixters tuvimos el placer de escuchar el ronroneo casi mágico de un motor AMG de 7.3 litros que rinde más de 700 CV y observar al detalle cada milímetro de su carrocería hecha de fibra de carbono o su habitáculo cual caza de guerra. Su exterior, como bien indica su nombre, rinde homenaje a los LMP1 de antaño y por ello luce esas ópticas distintas las del Zonda Cinque del que deriva. Bien podríamos haber estado toda la mañana haciendo fotos, vídeos y hablando del look de superhéroe de estas joyas con ruedas, por las que se ha llegado a ofrecer más de 4 millones de euros, pero lo mejor fue verlas rodar por el trazado italiano. Como un animal enjaulado, ambas bestias mostraron que su hábitat no se encuentra en ningún garaje, lo suyo son los cronos.