Construido con la aleación de titanio más ligera y de mayor calidad y con sus partes más complejas manufacturadas en la fundición propia de Akrapovič provee al vehículo de un ahorro de un 45% de peso comparado con el sistema de serie.
El sistema de escape crea un ambiente de sonido perfecto dentro y fuera del vehículo y sus acabados con bocas de carbono hechas a mano y con acabados perfectos, ofrecen un gran atractivo visual.
Todo ello sumado al difusor de carbono y los cubrespejos completan un look imponente (ambos disponibles en mate y brillo).
Convertir el Slip-On en Evolution system incluye el Akrapovic Sound kit. También hay opcional la Downpipe para completar el sistema Akrapovič.