>El diseño del nuevo cupé biplaza francés ha sido premiado en el prestigioso Festival Automobile International de París.

>El renacido Alpine A110, reconocido por votación popular como el automóvil más bonito del año gracias a su fidelidad al modelo original.

La capital de la moda no es sólo el escaparate mundial de las tendencias más elegantes y sofisticadas en el universo de la alta costura. También lo es en el panorama del automóvil. El Festival Automobile International de París es un prestigioso certamen en el que se dan cita algunos de los más espectaculares diseños de la industria de la automoción.

En el evento, que este año ha alcanzado la 33 edición, se reúnen modelos de producción, concept cars y prototipos (14 de ellos inéditos este año) y también vehículos de competición que han permanecido expuestos al público desde el pasado 31 de enero hasta el 4 de febrero en la Place des Invalides. Como cada año en este festival, la organización ha entregado los Grandes Premios del jurado, que reconocen los proyectos artísticos y de diseño más importantes del año en la industria del automóvil. Entre ellos, el principal galardón es el del Coche Más Bello del Año, que en su edición de 2017 ha recaído en el Alpine A110.

En este caso el jurado es el público, los 120.000 votantes que a través de la web del certamen y durante 7 semanas y 4 etapas de votación han elegido al ganador final, seleccionado entre los candidatos de este año: DS 7 Crossback, BMW X2, Alpine A110, Mazda MX-5 RF, Jaguar E-Pace y Volvo XC60. Entre los requisitos que debían cumplir los coches a concurso figura un precio de venta al público no superior a 60.000 euros.

Los votantes han seleccionado finalmente al Alpine A110 por su acertada reinterpretación del modelo de 1962 y por su capacidad de transmitir el espíritu del original a través de un diseño emocional, apasionante y puro. Michael Van der Sande, Director General de Alpine, afirmó al recoger el galardón que “en Alpine estamos orgullosos de recibir este prestigioso premio aquí, en el Festival Automobile International”.  Por su parte, Antony Villain, Director de Diseño de Alpine dijo: “diseñamos el nuevo A110 como si fuera la quinta o sexta generación del Berlinette. Nuestro desafío era hacer un A110 moderno sin dejar de ser fiel a sus raíces. Estoy feliz de ver que nuestro trabajo haya conmovido los corazones de los entusiastas y del público en general”.

Alpine, fundada en 1955 por Jean Rédélé, un joven piloto y apasionado del automovilismo, alcanzó la categoría de leyenda cuando el A110 ganó el Rally de Montecarlo de 1971 y 1973. Hoy, Alpine está de vuelta con el nuevo A110, un cupé deportivo fiel a los intemporales principios de la marca de Dieppe de compacidad, ligereza y agilidad, y con una promesa: ofrecer el máximo placer de conducción. En su versión de lanzamiento Première Édition, limitada a 1955 unidades en honor al año de creación de la firma, equipa un motor de 4 cilindros turbo de 1.8 litros y 252 CV de potencia en posición central trasera y propulsión posterior asociado a una caja automática DCT de doble embrague y 7 marchas como única opción de transmisión.